En la presente investigación se hace una aproximación a la valoración afectiva que tienen de la ciudad un grupo de estudiantes universitarios. Tal valoración afectiva constituye un componente importante de la representación global que se tiene de dicha ciudad. El objeto de análisis en este estudio es una pequeña ciudad (Ourense), con una población en torno a los 100.000 habitantes. Se recurre a una muestra constituida por 136 estudiantes universitarios. La técnica utilizada es el diferencial semántico, que en este caso concreto consta de veinticinco escalas bipolares, estando distribuida al azar la dirección de la polaridad. En base a los datos obtenidos se analiza la valoración global de la ciudad, así como de manera más pormenorizada a través de las diferentes escalas que se utilizan, al tiempo que se ofrece un perfil gráfico representando dicha valoración a lo largo de las escalas utilizadas. Así mismo, también se explora la relación existente entre la valoración afectiva y diversas variables sociodemográficas que son estudiadas en la muestra empleada.