Se presenta aquí el resultado de una larga investigación sobre el movimiento de CSOA que ha tenido lugar en numerosas ciudades españolas durante las dos últimas décadas y con el protagonismo de una parte de la población juvenil que ha intervenido de forma contracultural en los problemas urbanos globales y en los de la falta de alojamiento en particular. Desde el punto de vista metodológico se expondrán dos aportaciones básicas. Primero: entender la complejidad significa aquí entender qué dimensiones del contexto social e histórico incidieron más directamente en el surgimiento del movimiento okupa; qué dimensiones sobresalieron en el movimiento expresando sus alternativas políticas y sus formas de organización, de crear afinidades y de resistirse a la dominación estatal y capitalista; y cómo se relacionaban esas dimensiones uniendo diversos movimientos sociales y practicando la autogestión cotidiana. Segundo: las técnicas de investigación sociológica respetuosas con la cultura del movimiento invitan a descubrir pautas de desarrollo y de conflicto urbano protagonizadas por el movimiento, a partir de sus medios propios de autoconocimiento y de comunicación.