El proyecto «Desarrollo de Directrices Especiales para la Regularización Urbanística, Técnica y Fundiaria de Conjuntos Habitacionales Populares» tiene como objetivo desarrollar una metodología de regularización aplicada a los conjuntos habitacionales populares y que contemple no solamente los habituales aspectos de la regularización jurídica y urbanística, sino también la regularización de los aspectos técnicos y de gestión de la infraestructura y servicios urbanos. En esta propuesta serán enfocados los servicios de saneamiento básico de agua y alcantarilla. La regularización fundiaria (ALFONSIM,1997) es el proceso de intervención pública que busca legalizar y viabilizar técnicamente la permanencia de poblaciones residentes en áreas urbanas que han sido ocupadas en desconformidad con las leyes y padrones técnicos y urbanísticos para fines de habitación. La regularización Urbanística se ocupa de la conformidad de las áreas habitacionales con relación a padrones constructivos y de inserción urbana de la unidad habitacional (normas edilicias y de uso y parcelamiento del suelo). La regularización Jurídica busca preservar la pose de los habitantes en el propio sitio donde fijaron residencia, con excepción de los casos de riesgo. La regularización Técnica busca la instalación y la cualificación de la infraestructura urbana, posibilitando la optimización de las condiciones de saneamiento ambiental y de salud de las poblaciones residentes.