El estudio busca responder la pregunta ¿Cómo se construyen los acuerdos con relación a la gestión del agua al interior de la comunidad organizada y entre ésta y los sectores productivos y autoridades gubernamentales en sus diferentes niveles?

El objetivo es identificar y explicitar los procesos y criterios que subyacen a cada actor para la construcción de acuerdos, con relación a la gestión del agua, entre la comunidad organizada, sectores productivos y autoridades gubernamentales.

Lo que se busca con este estudio es indagar acerca del proceso que ha llevado a la construcción de acuerdos y el impacto que esto tiene en la gestión del recurso hídrico, por eso el Estado de Tlaxcala se presenta como un escenario interesante para ello, dado que desde allí se ha impulsado un tipo de gestión y desarrollo endógeno (desde abajo y desde adentro) (Olmedo, 1999), mediante el reconocimiento constitucional de las “presidencias municipales auxiliares” como forma de gobierno con capacidad administrativa, financiera y de inversión, lo cual es una propuesta de gestión diferente que va en vía opuesta al centralismo como tendencia global.

Al analizar el proceso de construcción de acuerdos ligado a la transformación de las formas de gestión y con ello de la toma de decisiones, se busca caracterizar los aspectos (principios, valores, creencias, entre otros) que anteceden cada tipo de gestión y que podrían dar cuenta de los diferentes niveles de efectividad que cada una de ellas tiene.

La hipótesis que se busca confrontar es: en el proceso de construcción de la gestión comunitaria del agua, los acuerdos que se establecen entre, por un lado, la comunidad organizada, y por otro, ésta, los sectores productivos y las autoridades de gobierno, están marcados por criterios diferentes que tienen componentes de valoración y de control social que permean sus decisiones y que determinan sus posiciones al momento de la negociación. Al interior de la comunidad, esta forma de construcción de acuerdos es considerada una forma diferente (tercera vía) a la establecida por el estado o el sector productivo, legítima e institucionalizada, construida con relación a las necesidades comunitarias y que por tanto facilita que se establezcan acuerdos y se fortalezca la comunidad. En cuanto a los acuerdos que se establecen entre la comunidad y los demás actores, por partir de definiciones y valoraciones diferentes, se dificulta su proceso de construcción y al entrar en disputa se imponen visiones a través de las cuales se consolidan acuerdos que aunque legales carecen de legitimidad para la comunidad por no corresponder con sus necesidades cotidianas.

El tema se enmarca en el proceso de construcción de acuerdos respecto a la gestión del agua, a partir del estudio de las relaciones que allí se generan, sus formas, tipos y condiciones a través de las cuales la comunidad, la administración pública y el sector productivo se articulan y establecen formas de gestión específicas.

En este sentido, los conceptos que cobran relevancia y que se articularían en el abordaje del tema son Gestión Comunitaria y sus relaciones en torno al conflicto y al poder, Recursos Comunes, Ecología Política, Gobernanza, Gobernanza del Agua y Acción Colectiva. A continuación cada uno de ellos